Beneficios de la agricultura regenerativa en cultivo de almendro

El estudio de De Leijster presenta mejoras en los servicios ecosistémicos y algunas relacionadas con la economía.


El manejo agrícola regenerativo presenta mejora en los servicios ecosistémicos y otros beneficios relacionados con el desempeño económico del cultivo de almendro. Así lo muestran los resultados de la investigación de la Universidad de Utrecht (Utrecht University) en colaboración con la asociación AlVelAl y la fundación Commonland; presentada en este informe elaborado por Vincent De Leijster, Pita Verweij, María Santos y Martin Wassen.


La investigación, desarrollada por Vincent de Leijster, se ha realizado durante dos años en seis fincas del territorio AlVelAl en el que se implementaron cuatro técnicas de manejo agrícola diferentes. Un control con laboreo tradicional y tres de manejo regenerativo, no laboreo con cubierta vegetal espontánea, abono verde e incorporación de compostaje.


Durante el trabajo en campo se han medido los indicadores ecológicos tales como características y funciones del suelo, diversidad de plantas e insectos, insectos auxiliares o salud y producción del almendro. Pero también aquellos relacionados con la rentabilidad económica como costes e ingresos netos y brutos.


Una investigación que arroja resultados positivos en cuanto a los servicios ecosistémicos con un incremento de entre el 17 y 28 por ciento en un solo año; siendo las fincas en las que se aplicaron compostaje las que mayores beneficios ecológicos y económicos ofrecieron. Un desempeño ecológico en el que la configuración del paisaje que rodea a las fincas también juega un papel fundamental, especialmente en la población de insectos auxiliares, polinizadores y enemigos naturales; por lo que se recomienda la vegetación natural alrededor de las fincas.