Los Rostros de AlVelAl: Manuel Martínez

February 8, 2018

Vocal por la comarca de Los Vélez, Manuel Martínez es un apasionado de la conservación de la naturaleza y un convencido de que las prácticas agrícolas regenerativas podrán, con el paso de los años, cambiar el paisaje del territorio y hacer de esta una tierra más próspera.

 

Hijo de un Ingeniero Técnico Agrícola, la pasión que Manuel Martínez sentía por la conservación de la naturaleza y el trabajo de su padre, responsable de la Conservación de Suelos en la comarca de Los Vélez; le llevaron a estudiar Ingeniería Agrónoma. “Cuando era niño y no tenía colegio me iba con él, me encantaba el trabajo que hacía”.

 

Salió de su tierra, Vélez Rubio, a los 16 años para estudiar y, aunque su trayectoria profesional comenzó en conservación de suelos, la mayor parte de su vida ha trabajado en poscosecha de frutas y hortalizas. En 2011 volvió a su tierra, desde donde trabaja para Agrofresh y preside La Sabina Milenaria, cooperativa asociada a AlVelAl y Almendrehesa.

 

Manuel Martínez vivió la gestación de AlVelAl, participando en la primera reunión que mantuvo Commonland con personas del territorio; y es el padre del nombre de la Asociación. “Hicimos un brainstorming yo dije AlVelAl juntando las tres comarcas que iban a componer la asociación y no sonaba mal; lo comenté en voz alta y a todo el mundo le gustó la idea. Así como el nombre de Almendrehesa lo parió Emma Martínez, que me parece una idea estupenda”. Y es que, cuando Manuel habla de Almendrehesa, habla de la dehesa de almendro “Esa es una idea muy bonita”.

 

En AlVelAl ha sido vocal por la comarca de Los Vélez, un rol que consiste en asistir a las Juntas Directivas, aportar ideas y opinar sobre las decisiones a tomar; algo que para Manuel es insuficiente “echo de menos una función más específica que pueda aportar a la asociación”.

 

Como agricultor lleva cuatro años realizando pruebas con compost en ¼ de su cultivo de almendro; y dos años y medio poniendo en práctica técnicas agrícolas regenerativas en su finca. Contando ya con 7 kilómetros de zanjas de infiltración, dos kilómetros de retamas y romero; y siembre en calles alternas de una mezcla de Cereal, Veza y Yero. Y está estudiando como cultivar los almendros en curvas de nivel, único cultivo que no tiene en curvas de nivel.

 

Siendo uno de los beneficiarios del Fondo Wates y del fondo Invierto en Paisaje, Invierto en Futuro; asegura que se nota la diferencia con las prácticas regenerativas. “Principalmente cuando llueve, porque no se hacen barranquitos y las líneas de infiltración quedan llenas, quedando el agua para ir filtrándose en la tierra en los días sucesivos”. Y en la producción, “Tras dos años incluyendo compost en un ¼ de la finca, encontramos al segundo año una diferencia del 40 por ciento en la cosecha”.

 

Dato que, como él mismo asegura, hay que corroborarlo con los años y conocer también los resultados de las pruebas que el equipo de investigación de AlVelAl ha estado realizando en este tiempo.

 

Una de las ilusiones de Manuel es jubilarse este 2018 para dedicar más tiempo a La Sabina Milenaria y a AlVelAl. De la que espera que se logre ese cambio en el paisaje de la comarca “Vamos a lograr cambiar el paisaje de la comarca y, más que el paisaje, el paisaje humano; un cambio de mentalidad, que nos veamos capaces y lo seremos”.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Se abre el plazo de solicitud para el fondo ‘Invierto en Paisaje, Invierto en Futuro’

July 17, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes